Qué grato es comprobar que software libre SÍ avanza hacia los usuarios comunes. Grande fue mi sorpresa al comprobar que un archivo enviado por la ayudante de un ramo de mi universidad estaba hecho en OpenOffice, y lo mejor, corriendo Linux.

Extraña, pero grata alegría. A seguir trabajando.

Anuncios